Tipp von   Elena Camarasa Rubio Small

Visita Valencia y descubre las costumbres curiosas de los Valencianos

Valencia es una ciudad con una mezcla de influencias que se refleja en la cultura y costumbres de los valencianos, convirtiendo la ciudad en uno de los focos españoles de la innovación moderna.

¿Cuales son esas costumbres curiosas de los valencianos?

La paella de los domingos

Aunque se ha extendido al resto de España, la paella es el plato más famoso de la rica gastronomía de la zona. Los árabes introdujeron en la región sistemas avanzados de riego y fueron los primeros en plantar arroz. Los arrozales cambiaron el paisaje de la comunidad valenciana de forma duradera y la pesca y el aceite de oliva hicieron el resto. La paella valenciana auténtica se cocina con leña y se come en el recipiente (que no se llama paellera, sino paella) en familia el domingo.

El esmorzaret o almuerzo valenciano

En Valencia, las tapas no tienen éxito. ¿Por qué? Porque esta comunidad —que siempre ha estado íntimamente relacionada con el trabajo de la huerta y del mar—sigue conservando como costumbre el esmorzaret. A las diez de la mañana, después de levantarse con el sol, los trabajadores tomaban un refuerzo. En la comunidad valenciana, se para a esa hora para tomar mínimo medio bocata de tortilla. Y cuando entras en un bar, mientras te lo preparan, te ponen un platito de olivas para amenizar la espera.

La picaeta

Es el plato que va antes de la paella. Productos frescos, generalmente cocinados al vapor o a la plancha. Por ejemplo, calamares, pulpitos, tomates con cebollita, mojama, olivas o esgarraet con evo duro.

Las Fallas

Una falla es un monumento de cartón y papel maché en cuya construcción se incluyen a menudo elementos pirotécnicos. El nombre «falla» deriva del latín y significa «antorcha», puesto que cada año, estas esculturas —algunas de varios metros de alto— se transportan en procesión por la ciudad antes de ser quemados en una enorme pira de fuego. Pero las fallas incluyen mucho más que la quema (cremàt) de estas esculturas. Diversos actos —entre los que está la espectacular Nit del Foc— tienen lugar en esa semana (puedes consultarlos en la página Love Valencia). Las fallas atraen a mucha gente a la ciudad, así que si quieres ir a disfrutarlas, te recomiendo reservar uno de los hoteles en el centro de la ciudad de Valencia con mucho tiempo de antelación.

La Tomatina

En contraste con Las Fallas, la Tomatina —que tiene lugar en la localidad de Buñol— no tiene una base romana ni religiosa, sino que es simplemente la celebración de la cosecha de tomate de verano con una batalla callejera, en la que más de 40,000 participantes se arrojan tomates. La batalla del tomate no es un sitio para todos los públicos, ni para cobardes.

Los Moros y Cristianos

Se celebran en primavera y verano y son coloridos desfiles que representan las batallas que tuvieron lugar en la Edad Media entre las tropas cristinas y musulmanas durante la reconquista española. Como todas las fiestas de la comunidad valenciana, tienen tracas, petardos y fuegos artificiales.

La mocaorá

Es el nombre que recibe un regalito de dulces de mazapán con forma de fruta y verdura que se regala a tu enamorado el día 9 de octubre. Conmemora el momento de la entrada de Jaime I con su mujer en la ciudad. El rey fue recibido entonces con fruta y verdura y se ha convertido, con los años, en el día de los enamorados de la comunidad valenciana.

Arte urbano

Una de las características más únicas de Valencia a nivel cultural son los increíbles murales que cubren las calles del bohemio distrito del Carmen, que reflejan horas y horas de trabajo de artistas en una ciudad que ensalza el arte urbano como reflejo cultural.

Si vas a pasar un fin de semana, es recomendable alquilar un coche... aunque también hay la opción de recorrer la ciudad en bici, puedes alquilar una de Bikes & Roll, y hasta incluso participar en un tour guiado.


Valencia
España